Optiklaser es una clínica especializada en Salud Visual localizada en la Cd. de México (Polanco, D.F.) que cuenta con la última tecnología para Cirugía Láser y otros procedimientos, los mejores médicos y excelentes opciones de pago para preservar el sentido de la vista de sus pacientes.

¿Qué es?

El Glaucoma es una enfermedad que afecta el nervio óptico, que es la parte del ojo que conduce hacia el cerebro las imágenes que vemos. El nervio óptico está formado por muchas fibras nerviosas, como un cable de electricidad que contiene muchos filamentos. Cuando ocurre un daño a las fibras del nervio óptico, se desarrollan puntos ciegos. Estos puntos borrosos habitualmente no se detectan hasta que el daño al nervio óptico es significativo. Si la destrucción del nervio óptico es total, se produce ceguera.

Existen 2 tipos de Glaucoma:

Glaucoma Crónico de Ángulo Abierto

El riesgo de desarrollar Glaucoma Crónico de Ángulo Abierto aumenta con la edad. El ángulo de drenaje del ojo se vuelve menos eficiente con el paso del tiempo, y la presión intraocular aumenta gradualmente, causando daño al nervio óptico. En algunos pacientes, el nervio óptico se torna más sensible a la presión normal del ojo, corriendo el riesgo de sufrir lesiones. Es necesario realizar un tratamiento para prevenir mayores pérdidas de la visión.

Usualmente, el Glaucoma de Ángulo Abierto no presenta síntomas en su estado temprano y su visión se mantiene normal. A medida que el nervio óptico sufre daño, comienzan a aparecer manchas negras en el campo de la visión. Normalmente, no notarás estas manchas negras durante tus actividades diarias hasta que el nervio óptico haya sufrido daño severo y las manchas negras se hagan más grandes. Si todas las fibras del nervio optico mueren, se produce ceguera.

Glaucoma de Ángulo Cerrado

Algunos ojos se forman con el iris muy cerca del ángulo de drenaje (el iris es la parte coloreada del ojo). En esta clase de ojos (con frecuencia pequeños e hiperópicos) el iris puede ser succionado hacia el ángulo de drenaje, bloqueándolo completamente. Debido a que el fluído no puede salir, la presión dentro del ojo se hace más grande rápidamente causando un ataque de Glaucoma de Ángulo Cerrado o Agudo.

¿Qué necesitas hacer?

De manera preventiva, realiza visitas periódicas a tu oftalmólogo. Si tu visión se torna borrosa, si tienes dolor ocular severo o si ves halos de colores alrededor de una luz, llama inmediatamente a tu oftalmólogo.

¿Por qué es importante?

La detección y el tratamiento temprano por parte del oftalmólogo son las claves para prevenir el daño al nervio óptico y la ceguera provocados por el Glaucoma.